DESCARGAR GLOBALIZACION, TRAFICO INTERNACIONAL ILICITO DE PERSONAS Y DE DER ECHO PENAL — ANA ISABEL PEREZ CEPEDA PDF

13:53:36
echo date("H:i:s");

<center><img src="/wp-content/uploads/2013/10/marketing-con-causa-marketing-sin-efecto-carlos_1.jpeg" alt="GLOBALIZACION, TRAFICO INTERNACIONAL ILICITO DE PERSONAS Y DE DER ECHO PENAL" align="center" /></center>
<i> Las políticas migratorias se planifican hoy en función del crecimiento económico y de la rápida recogida de beneficios. Esta concepción de las migraciones entraña una definición del inmigrante, como trabajador manual: que no tiene calificación profesional, que ocupa un puesto de trabajo duro y mal pagado, un empleo precario. En definitiva, un trabajador aislado, sin familia, destinado a volver a su país, que no goza de la plenitud de las libertades públicas, ni se encuentra integrado socialmente. Por lo tanto, no resulta atrevido afirmar que los países de la Unión Europea, con sus políticas limitativas respecto al derecho de vivir en familia, a la residencia permanente, a la obtención de la nacionalidad, han optado formalmente por establecer políticas migratorias orientadas desde una preponderante perspectiva económica. Sin embargo, se equivocan. Todo movimiento migratorio de esta naturaleza se convierte en los hechos en un imparable movimiento de la población. La política de inmigración, por tanto, no debería ceñirse a una escueta regulación de los flujos laborales y menos aún al exclusivo control de las entradas y permanencias, sino que debe, también y sobre todo, apoyar los procesos de convivencia e integración social de estos extranjeros. Resulta de una enorme hipocresía ignorar que la población inmigrante se ha convertido en un elemento decisivo para el desarrollo económico y social de las sociedades más avanzadas. En otras palabras, el verdadero desafío para Europa no reside sólo en el perfeccionamiento de un sistema represivo al servicio de sus propios intereses económicos. Más bien el desafío se sitúa en asumir la responsabilidad de una eficaz política de prevención que tienda al desarrollo social y económico de las regiones más desfavorecidas. En efecto, la condición imprescindible de un verdadero ejercicio de la libertad de circulación pasa primero por permitir a todo el mundo la posibilidad de no verse en la obligación de utilizar esa libertad. Pues, en caso contrario, dejaría de s </i>
<!—more del—>
<b>Autor:</b> ANA ISABEL PEREZ CEPEDA<br />
<b>ISBN:</b> 9788484448051<br />
<b>Nº de páginas:</b> 392<br />
<b>Formato:</b> PDF<br />
<b>Tamaño:</b> 25.60 Mb

Descargar



Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *